3 No conformidades más comunes de fraude alimentario en las auditorias ISO 22000

¿No tienes tiempo para construir los documentos del Sistema de Gestión?

Kit de Certificación ISO 22000:2018

Kit de Certificación ISO 9001:2015

Kit de Certificación ISO 27001:2013

En el mundo de la industria alimentaria, el fraude puede ser un enemigo silencioso y astuto. Es como un ladrón que entra sigilosamente en la noche, intentando engañarnos con productos que no son lo que parecen.

 

Pero, ¡no temas! Las auditorías alimentarias y las normas ISO 22000 están aquí para proteger y garantizar que tus productos san seguros y de alta calidad.

 

Sigue leyendo para conocer las tres principales no conformidades de fraude alimentario en las auditorías y las mejores estrategias para combatirlas y erradicarlas de tu organización.  

 

¡Empecemos!

Número 1. Sustitución de ingredientes y productos

La sustitución de ingredientes y productos es como un campeonato de escondite en el que los ingredientes reales desaparecen y son reemplazados por otros menos costosos o de menor calidad. A veces, es como si los ingredientes se disfrazaran de otros para colarse en la fábrica de alimentos.

 

Para tu industria de alimentos, esta situación es un desafío importante. Afortunadamente, hay varias estrategias que puedes adoptar para combatir y erradicar este tipo de fraude alimentario. Por ejemplo:

 

✅ Implementar un Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria (SGSA) te ayudará a identificar y controlar los riesgos asociados con la sustitución de ingredientes y productos, garantizando que los alimentos que llegan al consumidor cumplan con los estándares de calidad.

 

Capacitar y concientizar el personal sobre los riesgos y las consecuencias de la sustitución de ingredientes y productos, también es importante fomentar una cultura de transparencia y responsabilidad dentro de la organización.

 

Evaluar a los proveedores para asegurarse de que se trabaja con proveedores confiables y de buena reputación.

 

✅ Implementar tecnologías de trazabilidad para garantizar la autenticidad de los ingredientes y productos.

 

✅ Realizar análisis de laboratorio para detectar la sustitución de ingredientes y productos.

 

✅ Participar en iniciativas de lucha contra el fraude alimentario.

 

Recuerda que combatir y erradicar la sustitución de ingredientes y productos es un esfuerzo conjunto que involucra a toda la organización, desde la alta dirección hasta los empleados de la línea de producción.

Número 2. Falsificación de etiquetas y documentación

La falsificación de etiquetas y documentación es otra forma común de fraude alimentario. Es como si los alimentos tuvieran un pasaporte falso y se colaran en un país donde no deberían estar.

 

Imagina que un producto dice ser orgánico, pero en realidad fue cultivado con pesticidas. Eso sería como si alguien afirmara ser el mejor amigo de un famoso, pero en realidad nunca lo ha conocido. ¡Qué vergüenza!

 

La falsificación de etiquetas y documentación puede tener consecuencias graves para la salud de los consumidores, ya que pueden estar expuestos a productos químicos y sustancias nocivas sin saberlo. Además, puede perjudicar la reputación de una marca y afectar la confianza del cliente.

 

Algunas estrategias que puedes implementar para controlar esta no conformidad pueden ser:

 

👉 Implementar tecnologías anti-falsificación para proteger sus productos y garantizar la autenticidad de las etiquetas y documentación.

 

👉 Desarrollar auditorías y controles internos regulares es una forma efectiva de detectar y prevenir la falsificación de etiquetas y documentación.

 

👉 Monitorear y hacer seguimiento de la cadena de suministro para garantizar la autenticidad de las etiquetas y documentación.

 

👉 Establecer políticas y procedimientos internos claros y bien definidos que permitan prevenir la falsificación de etiquetas y documentación.

 

 👉 Colaborar con otras organizaciones y autoridades para combatir el fraude alimentario a nivel local, regional y global.

Número 3. Adulteración y manipulación de alimentos

La adulteración y manipulación de alimentos es el tercer tipo de fraude alimentario más común en las auditorías.

 

Esto sucede cuando alguien modifica un alimento de manera intencional para obtener un beneficio económico, pero no necesariamente para mejorar la calidad del producto.

 

Es como si un artista intentara vender una copia mal hecha de la Mona Lisa, ¡simplemente no es lo mismo!

 

La adulteración y manipulación de alimentos pueden tener efectos negativos en la salud de los consumidores, especialmente si se añaden sustancias potencialmente dañinas.

 

También puede afectar el sabor y la calidad del producto, lo que puede llevar a la decepción de los consumidores y dañar la imagen de una marca.

 

Para prevenir esta no conformidad, puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

✅ Establecer un Sistema de Gestión de Calidad o el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP).

 

Capacitar al personal sobre buenas prácticas de manufactura, higiene personal, manipulación adecuada de alimentos y cómo detectar y reportar posibles problemas.

 

✅ Fortalecer la seguridad en la cadena de suministro, estableciendo un programa de aprobación y monitoreo de proveedores.

 

✅ Controlar el acceso a áreas donde se manipulan alimentos y utilizar sistemas de identificación y registro para monitorear la entrada y salida de empleados y visitantes.

 

✅ Implementar sistemas de monitoreo y trazabilidad para rastrear el flujo de ingredientes y productos a lo largo de la cadena de producción y distribución.

 

✅ Realizar inspecciones y auditorias internas periódicas para verificar el cumplimiento de las políticas, procedimientos y normas establecidas.

 

✅ Fomentar una cultura en la que los empleados se sientan cómodos reportando problemas y preocupaciones sin temor a represalias.

 

✅ Analizar los resultados de las auditorias y las denuncias para identificar tendencias y áreas de mejora, y actualizar los procedimientos y políticas de la organización en consecuencia.

 

✅ Fomentar una cultura de responsabilidad y concienciación en toda la organización sobre la importancia de la calidad y seguridad alimentaria

Ideas para comer en el camino

Las auditorías alimentarias son como una especie de superhéroe que vela por seguridad alimentaria y garantiza la calidad de los productos. Se encargan de combatir villanos del fraude alimentario que intentan afectar la inocuidad con sustituciones, falsificaciones y adulteraciones.

 

Para proteger tu marca y mantener la integridad de tus productos, es crucial que tu organización siga la norma ISO 22000 y permita que las auditorías continúen desenmascarando estas no conformidades.

 

Recuerda poner todo el empeño y dedicación a los procesos de auditoría, y trabajar de la mano con los auditores para combatir el fraude alimentario y garantizar la seguridad y calidad de los alimentos.

 

Si este post te ha sido de utilidad me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

 

¡Nos vemos en breve!

 

Talvez te interese leer más sobre:

7 Riesgos en la nueva era de la producción alimentaria

7 Riesgos en la nueva era de la producción alimentaria

La producción alimentaria ha entrado en una nueva era marcada por tecnologías avanzadas, regulaciones más estrictas y una creciente conciencia sobre la seguridad alimentaria.   En este contexto, el análisis de riesgos se vuelve crucial para garantizar la calidad...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *