6 Consejos para definir e implementar estrategias ambientales sostenibles en tu organización

¿No tienes tiempo para construir los documentos del Sistema de Gestión?

Kit de Certificación ISO 22000:2018

Kit de Certificación ISO 9001:2015

Kit de Certificación ISO 27001:2013

Actualmente el mundo afronta una triple revolución: ambiental, social y digital, por lo que tu organización debe acoplarse eficazmente a todos los cambios y retos que el mercado, la legislación y los clientes le imponen.

 

Los nuevos requisitos, políticas y reglamentos creados para proteger el medio ambiente, traen para tu organización grandes retos y excelentes beneficios que bien valen cada esfuerzo, tiempo y recurso que destines en su cumplimiento.

 

La conformidad de cada uno de ellos te hará de tu negocio un negocio exitoso y de gran sostenibilidad ambiental. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

 

¡Empecemos!  

 

Número 1. Comprende la importancia de la sustentabilidad para tu organización

 

La sostenibilidad, además de favorecer al medio ambiente, también maximiza los beneficios empresariales, aumentando el reconocimiento y la competitividad del negocio frente a tus rivales.

 

Pero, ¿por qué es importante ser un negocio sustentable? En resumen, la sustentabilidad le permite a tu organización desarrollarse sin causar impactos ambientales y sociales, logrando actuar de forma amigable y responsable con el planeta en los vínculos comerciales con clientes y proveedores.

 

Para ello, la organización debe crear una cultura ambiental que involucre a todo el personal y demás partes interesadas, fundamentándose en aptitudes que permitan:

 

  • Cumplir los controles de mantenimiento: Cuando llevas a cabo revisiones periódicas a la maquinaria e instalaciones eléctricas, estás previendo derroches de energía e incidentes. También procura reemplazar las lámparas, refrigeradores y aires acondicionados tradicionales por nuevos modelos más ecológicos. Todavía recuerdo el día en que sustituimos en casa las bombillas clásicas por unas de bajo consumo, fuimos la primera familia en la cuadra que demostró con este pequeño acto, el compromiso y la preocupación con el planeta, pronto más y más personas se unieron al cambio.

 

  • Buscar alternativas sostenibles: Gestionar los residuos, reciclar y reutilizar son acciones sostenibles que puedes incorporar dentro de tu organización. Lo ideal es que las medidas que desees adoptar se ajusten a las características del negocio y que todos los interesados participen activamente en su desarrollo.

 

  • Controlar la disposición final de los residuos: Además de separar adecuadamente los desechos para reciclar, debes controlar que estos no se terminen mezclando con la basura normal. Si contratas la disposición final de los residuos, el proveedor debe alinearse a tus principios ambientales.

 

  • Reducir gastos: Especialmente los relacionados con vasos de plástico, papelería y elementos de limpieza. Una estrategia para lograr esto es adoptando pequeños cambios, por ejemplo, reemplazar estos utensilios de plástico por vajillas, reutilizar el papel, digitalizar la información, etc.

 

Para que los resultados sean favorables y consistentes, las partes interesadas de tu organización deben participar y sumar esfuerzos para establecer sus propias conexiones entre los problemas ambientales y las prioridades comerciales.

 

Tomar las decisiones bajo un enfoque de sostenibilidad asegura que tu organización este mejor preparada para afrontar el futuro, impulsando la innovación, la mejora continua y el control de los riesgos comerciales.

 

Número 2. Conoce la situación actual de tu organización

 

Conocer tu negocio y sus necesidades, principios u oportunidades frente a la sostenibilidad, te ayudará a priorizar estrategias que evidencien todo el compromiso corporativo con el medio ambiente. 

 

Debido a la preocupación y conciencia ecológica del consumidor, los productos y servicios que garanticen ser amigables con el planeta son tendencia en el mercado. Esto exige a tu organización una transformación hacía un negocio ambientalmente sostenible y preocupado por:  

 

  • Garantizar la supervivencia de las nuevas generaciones.

 

  • Promover relaciones comerciales amigables con los recursos naturales.

 

  • Adoptar los cambios necesarios para cumplir las obligaciones ambientales.

 

Al conocer la situación actual de tu organización frente al cumplimiento ambiental, las decisiones se tomarán entorno a evidencias reales y con ello, los esfuerzos y recursos corporativos se centrarán es cumplir objetivos estratégicos como:

 

  • Ahorrar energía:

 

Busca potencializar el uso de la energía solar para reducir el gasto de electricidad, gas u otro recurso natural. También es importante que identifiques algún tipo de desperfecto en la infraestructura, pues son muy comunes e implican grandes costes a largo plazo.

 

  • Optimizar los recursos cercanos:

 

Aprovecha todos los recursos que estén a tu alrededor de forma responsable con el ambiente: si tu negocio está ubicado en un lugar soleado, instala placas que absorban energía; si hay mucho viento, piensa en sistemas eólicos. 

 

Estas son algunas ventajas del territorio que debes utilizar como estrategias sostenibles para proteger al medio ambiente y garantizar la continuidad de tu negocio.

 

  • Implementar una economía circular

 

El primer paso hacia la sostenibilidad lo das cuando reconoces que los recursos naturales son limitados y que el entorno es abierto. Bajo esta realidad, adoptar una economía circular, es una de las mejores estrategias sostenibles para reducir las entradas, reutilizando y maximizando las existentes.

 

Los principios de la economía circular promueven que tu organización implemente cambios que reparen los daños e impactos ambientales, dejando de ser sólo una máquina de desechos.

 

  • Gestionar ecológicamente los transportes

 

Motiva a tus empleados a que adopten conductas amigables con el planeta, por ejemplo, compartir el vehículo entre compañeros o usar medios alternativos como la bicicleta o el transporte público.

 

Desarrolla jornadas de sensibilización con tu personal sobre la importancia de ejercer cambios que controlen y reduzcan los impactos ambientales producto de sus acciones.

 

Número 3. Prepara tu negocio para las tendencias futuras

 

Teniendo en cuenta que la sostenibilidad empresarial es un proceso relativo, el compromiso de las partes interesadas es vital para liderar en el mercado el cumplimiento con los requisitos de la norma y los clientes. A medida que pasan los años, la competencia adopta nuevos cambios y practicas sostenibles que exigen un nivel más alto de preparación y esfuerzo a tu negocio.

 

Para prepararte frente a esta realidad es recomendable:

 

  • Trabajar escenarios futuros entorno a la gestión de los problemas materiales de sostenibilidad.

 

  • Definir tu propio nivel de ambición, sin sobrevalorar o comparar el negocio con otros similares.

 

  • Aprender de otros negocios y de sus decisiones comerciales, a partir de las experiencias ajenas puedes encontrar las mejores soluciones a tus problemas y lograr los objetivos planificados.

 

Número 4. Fomenta el trabajo en equipo

 

Tu organización y sus partes interesadas deben comprender que la sostenibilidad ambiental es una prioridad que les compete a todos. Para comprometerse con ella, tus empleados pueden sumar pequeños esfuerzos de cooperación encaminados al logro de los objetivos ambientales del sistema. 

 

El trabajo en equipo es la clave para cumplir los objetivos ambientales planificados, por ello debe estar fundamentado en bases sólidas de coordinación, compromiso, empatía y colaboración.  

 

Además, los ambientes de trabajo deben promover:

 

  • Solidaridad grupal: Fortalece el compañerismo y la cooperación en tiempos de crisis.

 

  • Buena comunicación: Facilita la confianza entre los involucrados, mejora la calidad de los procesos, el desempeño del empleado, el cumplimiento de los objetivos, etc.  

 

  • Respeto por las responsabilidades: Dentro de un equipo de trabajo cada miembro cumple un rol que debe respetarse para evitar fallas en los procesos o inconsistencias graves.

 

  • La resolución de conflictos: Los conflictos hacen parte de todo equipo de trabajo, saber afrontarlos y solucionarlos es primordial para conservar la solidez y estabilidad del sistema.

 

Número 5. No escatimes en gastos

 

Aunque muchas organizaciones están de acuerdo en que la sostenibilidad es algo importante, al evaluar los recursos necesarios para adoptar las estrategias ambientales se sienten limitadas y obligadas a detener el proceso.

 

Para evitar que esto te ocurra, puedes tener en cuenta algunas ideas:

 

  • Desarrollar un análisis de brechas. Revisa la asignación de recursos de forma estratégica entre los problemas de sostenibilidad priorizados y no priorizados, de esta forma planificas mejor las actividades y evitas la necesidad de nuevo presupuesto.

 

  • Involucrar a la alta dirección. Con la participación de los directivos se facilita la aprobación de los recursos, la toma de decisiones y el logro de los resultados.

 

  • Buscar asociaciones. No te cierres a las oportunidades de financiación que puedan acelerar el despliegue de programas de sostenibilidad, busca aliarte con organizaciones cuyos principios ambientales sean similares a los tuyos.

 

Número 6. Demuestra que ofreces soluciones a los problemas ambientales

 

A tu personal ofrécele un propósito por el cual trabajar, con ello impulsas lealtad y rendimiento; a tus clientes entrégales soluciones de sostenibilidad, ganarás experiencia y credibilidad para tu marca.

 

En términos generales, los clientes no reflexionan sobre la huella de carbono de tu organización, pero si les preocupa las soluciones que ofreces para descarbonizar de forma masiva los procesos y actividades del negocio.

 

En este sentido, es prudente demostrarle al cliente tu interés corporativo con la sostenibilidad ambiental y el desarrollo empresarial, de tal forma que ganes su confianza y les brindes tranquilidad a la hora de elegir tus productos o servicios.

 

Conclusión

 

Piensa en la transformación increíble que trae para tu organización la sostenibilidad ambiental, realmente es una excelente decisión adoptarla dentro de los procesos y actividades corporativas.

 

Bajo este enfoque podrás comprender y aprovechar adecuadamente todas las oportunidades que te ofrece el entorno. Recuerda involucrar activamente en las distintas actividades a tu personal, clientes y proveedores, sólo así lograrás que tu negocio sea resiliente al futuro y a sus cambios.

 

Si este post te ha sido de utilidad me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

 

¡Nos vemos en breve!

Talvez te interese leer más sobre:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *