Qué son los riesgos laborales y cómo gestionarlos en tu organización

¿No tienes tiempo para construir los documentos del Sistema de Gestión?

Kit de Certificación ISO 22000:2018

Kit de Certificación ISO 9001:2015

Kit de Certificación ISO 27001:2013

Muchas personas están convencidas que sectores como la construcción o la fabricación están más expuestas a los accidentes laborales en comparación con trabajos de oficina, sin embargo, esto no es del todo cierto.

 

Los estudios colectivos de salud y seguridad en el trabajo demuestran que los empleados de oficina tienen la misma probabilidad de sufrir lesiones a causa de incidentes aleatorios como pueden ocurrirle a un empleado de otro sector en cualquier momento.

 

Los accidentes laborales son un riesgo profesional y sucesos imprevistos consecuencia del trabajo que desarrollan los empleados. Todas las organizaciones y sus actividades económicas tienen riesgos laborales.

 

Hoy en día, la normatividad y la legislación comprometen a las organizaciones con el bienestar y la integridad de sus empleados a través de la implementación de un Sistema de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo (SGSST).

 

En este sentido, si tu organización pretende implementar la ISO 45001, debe comprender a profundidad qué son los riesgos laborales, cuáles son los más comunes y cómo se deben gestionar de forma eficaz.

 

¡Empecemos!

¿Qué son los riesgos laborales?

 

Los riesgos laborales son peligros de enfermedades o accidentes en el sitio de trabajo como consecuencia del desempeño de las actividades. Aunque los términos riesgo y peligro con frecuencia se usan de forma indistinta, tienen diferencias importantes. Te lo explicaré con el siguiente ejemplo:

 

Imagina que se presentó un derrame de agua en un área de las instalaciones, esa agua representa un riesgo para los transeúntes, por lo que decides improvisar una barrera física que impida el acceso a esa zona. En este caso, aunque el peligro permanece, el riesgo se minimiza.

 

Tipos de riesgos laborales

 

Los riesgos laborales se clasifican teniendo en cuenta las siguientes categorías:

 

✅ Seguridad. Incluye los riesgos que pueden causar lesiones al empleado, por ejemplo, trabajar en las alturas, derrames en el piso, equipos con partes móviles, espacios reducidos, escaleras elevadas o cableado eléctrico peligroso.

 

✅ Químico. Agrupa los riesgos relacionados con productos químicos y tóxicos peligrosos que pueden encontrarse en los sitios de trabajo, incluido el humo ambiental, los elementos de limpieza, ácidos, pesticidas o líquidos inflamables.

 

✅ Biológico. Son los riesgos propios de algunos entornos como granjas, hospitales, zoológicos, centros veterinarios, etc., donde los empelados pueden estar expuestos a peligros biológicos, por ejemplo, sangre, microorganismos, hongos, excrementos de animales o picaduras de insectos.

 

✅ Físico. Se refiere a los riesgos en el medio ambiente que pueden causar daño al cuerpo sin necesidad de tocarlos, por ejemplo, la radiación, la exposición directa y prolongada a la luz solar, las temperaturas extremas o los ruidos fuertes.

 

✅ Ergonómico. Se asocian a los riesgos que causan desgaste en el cuerpo y lesiones. Por ejemplo, sentarse y pararse de forma repentina en posiciones incomodas, hacer movimientos repetitivos, mantener una postura inadecuada etc.

 

✅ Organizacionales. Estos riesgos se relacionan con la violencia laboral, la discriminación, la falta de respeto, el acoso sexual y otras situaciones que son peligrosas para la salud física y mental del empleado.

¿Cómo identificar los riesgos laborales?

Los riesgos laborales pueden traer consecuencias graves tanto para el empleado como para la organización. Los daños a la salud e integridad humana, las pérdidas de propiedad y los desastres ambientales son temas de interés que motivan a las organizaciones a implementar un SGSST que involucre y comprometa a todos sus miembros.

 

Para que tu sistema sea exitoso y mantenga buenos resultados, es necesario que todas las partes involucradas reconozcan los riesgos existentes y ayuden en la creación de sitios de trabajo seguros y saludables.

 

Tu organización debe identificar los riesgos  teniendo en cuenta las categorías y la naturaleza de cada uno. Una vez enlistados, debes clasificar y analizar los riesgos, dando prioridad a los más importantes.

 

Para identificar los riesgos laborales, puedes emplear herramientas como listas de chequeo o matrices de riesgos y considerar los siguientes pasos:

 

👉Número 1. Identificar los riesgos por áreas o sectores.

👉Número 2. Definir el origen de los riesgos.

👉Número 3. Determinar los principales afectados.

👉Número 4. Evaluar los riesgos.

👉Número 5. Documentar los hallazgos.

¿Cómo se pueden gestionar los riesgos laborales?

 

 

Entre las alternativas para gestionar los riesgos  laborales se encuentran:

 

✅ Eliminar el riesgo. Cuando es posible, eliminar el riesgo es la mejor forma de asegurar que no se repita en la organización.

 

✅ Sustitución. Si el riesgo o la fuente del mismo está asociado a un proceso que no se puede eliminar por completo, la mejor opción es sustituirlo.

 

✅ Implementar controles de ingeniería. Algunas de las medidas que puedes adoptar son: cerrar el proceso donde el riesgo no se puede eliminar o sustituir, mover el proceso donde la exposición sea mínima, instalar ventilación para controlar la concentración de los peligros en el aire, etc.

 

✅ Implementar controles administrativos. Si las medidas anteriores no son eficaces, los controles administrativos te ayudan a limitar la exposición al riesgo, ya que reduce las horas de trabajo de los empleados en los procesos implicados.

 

✅ Utilizar Equipo de Protección Personal (EPP).  Esta medida debe ser el último recurso debido a que el uso permanente de EPP puede dar origen a otros riesgos y, en ocasiones, afectar el rendimiento y la productividad del empleado.

¿Cuáles son los riesgos laborales más comunes?

 

Riesgo 1. Resbalar, tropezar o caer

 

Este riesgo es muy frecuente en las organizaciones. Está asociado a condiciones peligrosas como pisos mojados, gavetas de escritorio abiertos o algún elemento de trabajo tirado en el suelo.

 

Las caídas, resbalones o tropezones en el sitio de trabajo pueden causar daños graves dependiendo de la altura y el impacto.  

 

Entre las medidas que puedes adoptar para evitar este riesgo están:

 

👉Conoce tu entorno. Debes prestar atención a cualquier anomalía en el sitio de trabajo y controlar los pisos mojados, los objetos tirados, los cables enredados, etc.

 

👉Registra los incidentes. Es necesario informar cualquier incidente para que se adopten las medidas pertinentes de forma oportuna.

 

👉Garantiza una buena iluminación. Los espacios de trabajo deben estar bien iluminados y los elementos u objetos fácilmente visibles.

Riesgo 2. Comportamiento agresivo

 

El comportamiento agresivo, los cambios repentinos de humor, los enfrentamientos o peleas a puñetazos entre los empleados son eventos comunes en los sitios de trabajo, especialmente cuando la presión por cumplir los objetivos y el estrés laboral hacen que las personas estallen sus emociones y actúen de forma agresiva.

 

Para prevenir este riesgo es necesario prestar atención a los empleados, evitar minimizar situaciones que puedan terminar en un ataque inminente, detectar cualquier señal de angustia en el personal e implementar soluciones para controlar el estrés, crear ambientes de trabajo saludables y mantener la convivencia laboral.

Riesgo 3. Posturas corporales incorrectas

 

¿Crees que estar quieto frente a un computador puede causar algún tipo daño? A simple vista podríamos pensar que no, sin embargo, estudios demuestran que los movimientos repetitivos que realizamos al escribir y posicionar el cuerpo en la pantalla pueden provocar daños en los dedos, la espalda, los ojos, etc.

 

Aunque los problemas asociados a la postura incorrecta se manifiestan a largo plazo, es importante adoptar medidas preventivas como mantener la distancia y la postura ideal mientras se está frente a una computadora.

Riesgo 4. Higiene laboral

 

La productividad depende de varios factores, entre ellos, la higiene tanto de las instalaciones y artículos de trabajo como la propia de cada empleado. La limpieza debe ser más allá de lo tangible, centrándose en lo que se puede ver, sentir u oler.

 

Para convertir la higiene en una oportunidad, es necesario prestar atención a los detalles más finos, como los contaminantes del aire, los agentes tóxicos y los patógenos infecciosos que con frecuencia causan enfermedades graves en los sitios de trabajo.

 

Puedes promover una buena higiene en tu organización capacitando a tus empleados  en temas de utilización adecuada de los recursos y las instalaciones, limpieza y presentación personal, cuidado del espacio de trabajo, etc.

 

También es necesario que la organización cuente con buena ventilación y puntos ecológicos de recolección de residuos.

Riesgo 5. Actos de imprudencia

 

Hay momentos en que los empleados recurren a técnicas peligrosas que pueden ocasionar accidentes y daños graves, por ejemplo, arreglar la bombilla usando la silla giratoria en lugar de una escalera estable o sentarse en la barandilla del quinto piso del edificio para sentir aire fresco.

 

De otro lado, un acto de imprudencia muy frecuente en la actualidad es cuando las personas manipulan sus teléfonos móviles mientras están caminando o conduciendo.

 

Aunque este tipo de actos no tienen pronostico, es necesario crear conciencia en los empelados e informar de inmediato cualquier evento que pueda convertirse en una situación peligrosa.

Ideas para comer en el camino

 

Los riesgos laborales son eventos que conllevan a enfermedades o accidentes en el sitio de trabajo durante el desarrollo de las actividades. Se clasifican en riesgos de seguridad, riesgos químicos, biológicos, físicos, ergonómicos y organizacionales.

 

La gestión de los riesgos laborales implica: identificar los riesgos por áreas, definir el origen de los riesgos, determinar los principales afectados, evaluar los riesgos y documentar los hallazgos.

 

Para dar tratamiento a los riesgos puedes eliminar el riesgo, sustituirlo, implementar controles de ingeniería o administrativos y utilizar Equipo de Protección Personal (EPP). 

 

Los riesgos laborales más comunes están asociados al riesgo de resbalar, tropezar o caer, riesgo de comportamientos agresivos, riesgo de posturas corporales incorrectas, riesgo de higiene laboral y riesgo actos de imprudencia.

 

Si este post te ha sido de utilidad me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

 

¡Nos vemos en breve!

Talvez te interese leer más sobre:

Beneficios de la ISO 45001 para Pymes

Beneficios de la ISO 45001 para Pymes

Seguramente te has preguntado ¿cómo puedo hacer que mi pyme pueda ser mejor? Bien, tenemos el secreto: Haz a tus empleados felices y dales un lugar seguro para trabajar.   Aprende qué es la ISO 45001, su importancia, cómo se implementa, y sobre todo, los beneficios de...

2 Comentarios

  1. Luis aleison moreno palacios

    Buenos días
    Soy un estudiante técnico del SG-SST, me parece muy interesante y directo la forma en que se abordan los temas de las seguridad y salud en el trabajo, me sirve mucho la información en sus columnas, muchas gracias

    Responder
    • Paola

      Hola Luis!
      Excelente noticia, nos alegra que disfrutes de nuestro trabajo. Seguiremos mejorando.

      Saludos!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *