6 Formas efectivas de reducir el plástico en tu organización

¿No tienes tiempo para construir los documentos del Sistema de Gestión?

Kit de Certificación ISO 22000:2018

Kit de Certificación ISO 9001:2015

Kit de Certificación ISO 27001:2013

El otro día leí un artículo sobre la contaminación por plástico, realmente es sorprende la cantidad de basura que hay en nuestro planeta. Tras la lectura llegué a la conclusión de que sólo tenemos dos opciones: reciclar o morir.

 

El plástico es un problema, eso lo sabemos. Pero por sus tantas cualidades: bajo costo, fácil de fabricar, flexible, etc., olvidamos el actual descontrol de los desechos plásticos y todos sus impactos ambientales.

¿Qué podemos hacer? Hoy aprenderás qué es la contaminación plástica y cómo tu organización puede combatirla.

 

¡Empecemos!

 

Contaminación plástica

 

La mayoría de los problemas asociados a la contaminación de ríos, hábitats naturales, muerte de especies, cambio climático, etc., son consecuencia de la acumulación exagerada de plástico.

 

Aunque el uso del plástico ha sido producto de la revolución humana, la contaminación plástica presente desde el fondo del océano hasta las montañas más altas, lo ha convertido en uno de los problemas más importantes y prioritarios que la humanidad debe controlar.

 

 

Las causas de esta contaminación son muchas y complejas de abordar, pero comprender las principales te ayudará a tomar mejores decisiones de cambio en tu organización. Algunas causan pueden ser: 

 

  • Producción exagerada de residuos. ¿Tu organización genera muchos desechos?, ¿Cuántos de ellos están hechos de plástico? Empieza por controlar el derroche de residuos, esta iniciativa te permitirá hacer la diferencia.

 

  • Disposición final inadecuada. ¿Reciclas el plástico como se debe? Si solo lo depositas en el vertedero, probablemente termine disperso por el paisaje, y si lo quemas estarás liberando combustibles fósiles que contaminan el aire.

 

  • Tiempo de descomposición. ¿Sabías que la descomposición del plástico tarda más de 400 años? Esto es muchísimo tiempo para todo el plástico que debemos eliminar.

 

  • Condiciones ambientales. La naturaleza liviana del plástico hace que se propague la contaminación por el viento, los ríos o el océano.

 

  • Utilización inconsciente. La realidad es que producimos plástico exageradamente y no hacemos su debida gestión.

Daños ambientales por contaminación plástica

 

Para que los cambios que decidas adoptar en tu organización sean exitosos y duraderos, vale la pena que conozcas y reflexiones sobre los daños ambientales que provoca el plástico. Algunos de ellos son:

 

  • Alteraciones en la cadena alimenticia. Debido a la contaminación plástica, los mares están invadidos por muchas partículas fragmentadas que pueden ser ingeridas por los organismos marinos y transferirse en las cadenas tróficas hasta llegar al ser humano.

 

  • Daños en la salud humana. Al consumir productos de mares contaminados, pueden ocurrir grandes afectaciones a la salud humana asociadas a sustancias venenosas.

 

  • Contaminación del agua. Las aguas subterráneas contaminadas por toxinas peligrosas liberadas del plástico afectan el suministro de agua. Si estas toxinas ingresan al cuerpo humano pueden causar grandes daños a su salud.

 

  • Afectaciones en los animales. El plástico puede herir o incluso matar a los animales. ¿Has visto en televisión como algunas especies marinas quedan atrapadas en redes o la cantidad de animales terrestres que mueren asfixiados en bolsas de plástico?

 

  • Contaminación de la tierra y el aire. El plástico tarda muchos años en desaparecer y al estar en contacto directo con la tierra libera toxinas que alteran los nutrientes y fertilidad del suelo.

¿Cómo puedes reducir los residuos plásticos en tu organización?

 

¿Te gustaría hacer la diferencia? Afortunadamente son muchos los cambios que puedes adoptar a nivel corporativo para generar un impacto ambiental positivo. Pero recuerda que todos los miembros de tu negocio deben participar y comprometerse con la iniciativa ya que las acciones individuales por si solas no son suficientes.

 

Algunos cambios que puedes adoptar son:

 

Número 1. Tomar conciencia sobre la problemática

 

Comienza por reconocer que la contaminación plástica es real, al igual que la necesidad inminente de adoptar cambios corporativos, culturales y comportamentales para combatir con éxito este problema.

 

Consciente de ello, tu organización empezará a desempeñar un papel clave y determinante en el tratamiento del plástico a lo largo de su ciclo de vida: diseño, uso, recuperación y reutilización.

 

Además, es preciso que todas las partes interesadas comprendan que reducir el uso del plástico es una responsabilidad compartida, por lo tanto, deben comprometerse con el cambio verdadera y consistentemente.

 

 

Algunos tips que pueden ayudarte a comprometer a tu personal con este propósito son:

 

  • Haz de la sostenibilidad ambiental un principio corporativo que todos defiendan desde el primer día de trabajo.

 

  • Inculca en tus empleados la importancia de cuidar el agua y la energía, reduciendo el uso del plástico. Los recordatorios en baños, comedores o salas son una buena idea para lograrlo.

 

  • Mantén informados a tus trabajadores sobre los resultados ambientales de la organización, esto los motivará a continuar sumando esfuerzos.

 

  • Otorga incentivos a los empleados que evidencien buenos resultados, esta es una buena estrategia de motivación.

 

Número 2. Combatir el plástico desde su origen

 

Como organización puedes combatir el plástico previniendo al máximo su uso, reemplazándolo por alternativas diseñadas para la sostenibilidad. Algunas de las opciones que puedes considerar son:

 

  • Acero inoxidable. Un material fuerte y duradero que fácilmente puede reemplazar al plástico, sólo debes proponerte el cambio y usar todo tu ingenio.
  • Vidrio. Aunque no es material biodegradable dura mucho y es reciclable, de modo que es una excelente alternativa para sustituir el plástico.

 

  • Silicona. Su naturaleza flexible permite variedad de diseños y utilidades dentro de la industria.

 

  • Cera de abejas. Sus propiedades repelentes al agua son de gran provecho en la industria de alimentos, el tejido recubierto de cera de abejas es fácil de usar y fácil de limpiar.

 

  • Fibras naturales. Sustituyen perfectamente los materiales sintéticos, además son muy cómodos y duraderos.

 

  • Madera y bambú. Son excelentes materiales que han existido siempre, sólo es cuestión de usarlos nuevamente y nada mejor que para reemplazar el plástico.

 

  • Arcilla y cerámica. Dos materiales limpios y económicos que la industria puede aprovechar al máximo.

 

  • Papel y cartón. Son materiales que fácilmente se pueden reciclar y reutilizar.

Número 3. Reciclar en la oficina

 

¿Reciclas en tu oficina? Si lo haces, genial, pero si no lo haces, siempre es un buen día para iniciar. Tu compromiso con la reducción del plástico lo puedes demostrar con acciones simples pero importantes como el reciclaje en la oficina. Algunas ideas que puedes considerar son:

 

  • Usa cartuchos de tinta y toners recargables para no tener que desecharlos.

 

  • Limpia el buzón de correo electrónico para facilitar el ahorro de energía, ya que el almacenamiento excesivo de información conduce a un mayor consumo.

 

  • Sustituye todas las impresiones por archivos digitales enviados en línea o por correo electrónico.

 

  • Coloca botes de reciclaje en la oficina para depositar los desechos diarios de acuerdo a su naturaleza: papel, alimentos, empaques, etc.

 

  • Aprovecha al máximo la luz del día, mantén las ventanas abiertas y las luces apagadas si no son necesarias.

 

  • Evita dejar equipos móviles o portátiles conectados después de la jornada laboral.

 

  • Utiliza papel reciclado para impresiones estrictamente necesarias.

 

  • Usa bombillas de mejor rendimiento y durabilidad.

 

  • Elimina los vasos desechables, reemplázalos por vajillas de vidrio o cristal.

 

  • Usa productos de limpieza ecológicos.

Número 4.  Programar jornadas de compensación

 

Muchas veces resulta muy difícil no generar algunos desechos dentro de la producción o demás actividades del negocio, así que lo ideal es compensar el uso del plástico y remediar en algo el impacto ambiental.

 

Una gran idea puede ser programar caminatas con tus empleados para recoger desechos, limpiar las áreas locales o sembrar árboles. Esta estrategia además de crear un mejor ambiente para todos, también permite que los empleados liberen estrés y despejen sus mentes.

 

Número 5. Animar a otros

 

Una de las mejores formar de hacer el cambio es motivando a otros a que se sumen y hagan parte del proceso. Un mundo libre de contaminación plástica es posible, pero el compromiso es de todos.

Número 6. Crear una cultura antiplástico

 

Cuando logras que tus empleados sean conscientes del problema de contaminación plástica y ejerzan buenas prácticas al respecto, creas una cultura antiplástico que representa un logro victorioso para el medio ambiente.

 

Puedes fortalecer esta cultura ofreciendo incentivos a tus empleados. Siempre es bueno reconocer los esfuerzos para mantener la motivación y el compromiso del personal.

 

 

¿Qué tal si dentro de la cultura antiplástico de tu organización celebras el día sin plástico? Puedes aprovechar la ocasión para realizar las jornadas de compensación, sensibilización y mantenimiento de buenas prácticas ambientales.

 

Conclusión

 

Como ves, el plástico es un problema serio del que todos debemos hacernos responsables y aunque la idea de un mundo sin plástico parezca un tanto utópica, poco a poco podemos lograrlo.

 

Empieza en el lugar que estás: en tu organización, en tu casa, en tu vecindario. Anima a tus colegas, empleados y demuestra que con pequeños esfuerzos se puede hacer grandes cambios.  

 

Si este post te ha sido de utilidad me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

 

¡Nos vemos en breve!

Talvez te interese leer más sobre:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *