10 Razones por las que debes implementar la ISO 9001 en tu organización

¿No tienes tiempo para construir los documentos del Sistema de Gestión?

Kit de Certificación ISO 22000:2018

Kit de Certificación ISO 9001:2015

Kit de Certificación ISO 27001:2013

¿Te gustaría ofrecer a tus clientes un producto o servicio efectivo una y otra vez? Ahora puedes lograrlo y más fácil de lo que pensabas, sólo debes apoyarte en un Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001 y sincronizar tus procesos, prácticas, objetivos y resultados entorno a este estándar ampliamente utilizado y reconocido internacionalmente.

 

Pero, ¿Qué hace tan famosa e importante a la ISO 9001? Muchas organizaciones de todo el mundo están adoptando esta norma básicamente por sus principios de gestión de calidad centrados en el enfoque al cliente, liderazgo, compromiso, enfoque de procesos, mejora continua, toma de decisiones entorno a evidencias, gestión de relaciones, etc.

 

Un SGC es la base para garantizar la satisfacción de los clientes y demás partes interesadas dentro de los requisitos legales y reglamentarios aplicables a un producto o servicio.  

En este sentido, el control de calidad es la pieza clave del éxito empresarial, por tanto, implantar en tu organización un sistema de gestión ISO 9001es prioritario. ¿Aún tienes dudas? Te presento 10 razones que de seguro te convencerán de hacerlo.

 

¡Empecemos!

¿Quieres un negocio exitoso? Céntrate en cumplir o superar los estándares esperados por tus clientes. La ISO 9001 te posibilita una forma rápida y fácil para lograr que los consumidores potenciales perciban el compromiso que tiene tu organización por ofrecer productos y servicios sobresalientes.

 

Un SGC te puede beneficiar de muchas formas: le da a tu negocio más orden y estructura para fortalecer los procesos, logrando una mejor calidad de los productos y servicios, y una disminución de errores, lo cual incrementa el número de nuevos clientes y por supuesto las ventas.

 

Aquí tienes 10 razones más para implementar la ISO 9001:

Número 1. Mayor satisfacción y lealtad del cliente

 

Uno de los puntos clave de la ISO 9001 es el enfoque al cliente, por lo tanto, tu organización no solo podrá determinar si se han cumplido los requisitos de los clientes, sino que también controlará sus percepciones subjetivas. De esta forma, inevitablemente tu SGC mantendrá la satisfacción y lealtad del cliente en términos favorables para el negocio.

 

De ninguna manera puedes subestimar la importancia de cumplir y superar las expectativas del cliente. Recuerda que los clientes satisfechos se convierten en clientes habituales que con el tiempo desarrollan un fuerte sentido de lealtad. Además, pueden permitir flujos de ingresos adicionales gracias a sus recomendaciones de boca en boca.

 

Número 2. Personal más feliz y competente

 

Un sistema de gestión sólido tiene un impacto positivo sobre el personal. Para empezar tus empleados se sentirán empoderados con su trabajo y esto aumentará sus niveles de motivación y satisfacción laboral.

 

Para la ISO 9001, la capacitación de los empleados es fundamental. Puedes aprovecharla como la mejor oportunidad para demostrar tu interés y compromiso con el desarrollo profesional. Así, tus trabajadores disfrutarán sabiendo que pertenecen a una organización que avanza y los involucra en el proceso.

 

Un personal fuertemente capacitado comprende mejor al cliente y sus necesidades, reflexiona sobre cómo sus acciones afectan el resultado final y se compromete con la mejora continua de los procesos para una mayor productividad.

 

Número 3. Productos y servicios de mejor calidad

 

Cuando escucho hablar de la ISO 9001 inmediatamente pienso en calidad. De hecho, la calidad es la piedra angular del estándar, de modo que bajo un SGC los productos y servicios cumplirán las expectativas y requisitos previstos por el cliente.

 

A mayor satisfacción del cliente, mayor lealtad y ventas para tu negocio. La calidad es entonces el principio del éxito empresarial.

Número 4. Mayor eficiencia, sin errores ni tiempo perdido

 

Como resultado directo o indirecto del cumplimiento de los requisitos de la ISO 9001 obtendrás la mejora continua eficaz y confiable de los procesos operativos.  

 

Los requisitos relacionados con las competencias del personal, la gestión documental y el control de proveedores desempeñan un papel importante para lograr menos desperdicios, errores y retrabajos.

 

También el enfoque basado en procesos y el pensamiento basado en riesgos, ambos fundamentos de la ISO 9001, favorecen una mejor y más eficiente integración de los procesos operativos con menos margen de error. 

Número 5. Mayor control de riesgos

 

Por su parte, el pensamiento basado en el riesgo te permite como organización determinar los aspectos que puedan conducir a tus procesos y sistema de gestión hacia el desvío de los resultados planificados, con ello logras implementar los controles preventivos que minimicen los efectos negativos y maximicen el aprovechamiento de las oportunidades cuando se presenten.

 

La ISO 9001 indica que el riesgo se debe identificar y mitigar en toda la organización con el compromiso de todos los involucrados, no solo la alta dirección es responsable. Para lograr la participación de los empleados debes establecer una cultura consciente del riesgo, de esta forma una vez establecidos los controles pertinentes, la organización podrá beneficiarse de la reducción de los riesgos generales. 

Número 6. Incremento de las ventas

 

Hace poco leí un artículo de la Organización Internacional de Normalización que explicaba cómo la certificación ISO 9001 ha mejorado significativamente la rentabilidad financiera de las organizaciones que han implementado un SGC bajo este estándar.

 

La principal razón del crecimiento financiero corresponde al incremento de las ventas, quizá esto no te sorprenda después de analizar los beneficios internos mencionados anteriormente. Sin embargo, hay más. La certificación ISO 9001 es el indicador de calidad más reconocido del mundo, y proporciona a las organizaciones certificadas una gran ventaja competitiva.

 

Ahora comprendes por qué una organización certificada no pierde la oportunidad de comunicar a sus clientes potenciales sobre sus credenciales ISO 9001. Proximamente, tú también podrás hacerlo. 

Número 7. Mejores alianzas comerciales

 

La ISO 9001 indica que tu organización debe implementar criterios para la evaluación y selección de proveedores, sin embargo, te da plena libertad para definirlos a tu conveniencia.

 

Si firmas con proveedores que operen un SGC bajo los principios de la ISO 9001, podrás controlar mejor los procesos y resultados, garantizando el cumplimiento de los requisitos y las expectativas del cliente. 

 

Número 8. Acceso fácil al mercado internacional

 

Sabes lo difícil que es penetrar en nuevos mercados, más aún cuando un negocio es poco conocido fuera de su localidad. Algunas limitaciones de entrada pueden estar relacionadas con la incertidumbre sobre los productos y servicios, dudas sobre la capacidad de entrega y cumplimiento, etc.

 

Sin embargo, la insignia que te proporciona la ISO 9001 te permite superar estos y otros obstáculos. Tus clientes sabrán que pueden confiar en tu organización y que tus productos y servicios están entre los mejores del mercado. Así mismo, el certificado ISO elimina las preocupaciones sobre factores internos como el desperdicio y las prácticas laborales.

 

Número 9. Prestigio

 

Mejor imagen corporativa, crecimiento empresarial, más ventas, reconocimiento internacional, etc. ¿Te gustaría lograr esto y mucho más?

 

Dicen por ahí que una cosa buena atrae otras mejores, de modo que, la certificación ISO 9001 te da una excelente reputación con la que logras capturar empleados mejor calificados, así logras fortalecer el potencial y la productividad del negocio, y con ello, las ventas de disparan al igual que las ganancias. 

 

Número 10. Mejores ganancias

 

Aun cuando los beneficios descritos de la ISO 9001 son impresionantes, muchas organizaciones quedan satisfechas sólo hasta saber cómo el resultado final aumentará sus ganancias.

 

Del todo no se puede precisar el nivel de avance, rendimiento y utilidad de un SGC, las circunstancias en las que se desarrolla una organización hacen que varíe de un negocio a otro, no obstante, existen dos reglas que se cumplen siempre:

 

  • Un SGC simplificado y con procesos eficientes logra minimizar el costo de mantenimiento y amplificar los beneficios.

 

  • Un enfoque en los beneficios planificados durante la implementación de un SGC conduce a mejores resultados. 

Conclusión

 

Como ves, un SGC ISO 9001 es el más popular del mundo y está siendo adoptado por miles de organizaciones de distintos tamaños, sectores y naturaleza. Sus beneficios son numerosos y ejercen un gran impacto tanto en la cultura organizacional como en los resultados.

 

Lamentablemente no todos los negocios cosechan los beneficios de la ISO 9001 en la misma medida, algunas organizaciones se pierden en medio de los requisitos, documentos y prácticas que exige la norma. La clave está en elegir el método de implementación adecuado, si logras hacerlo, puedes simplificar el proceso y obtener resultados exitosos sin complicaciones ni dolores de cabeza.

 

Si este post te ha sido de utilidad me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

 

¡Nos vemos en breve!

Talvez te interese leer más sobre:

1 Comentario

  1. Wilson

    Excelente gracias,,,

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahorra tiempo, esfuerzo y dinero en la implementación de la ISO 9001.

Es GRATIS, DESCÁRGALA AHORA. Al hacer clic en "descargar" aceptas los términos y condiciones de nuestra web.

Para terminar con la descarga, debes ir a tu correo y confirmar tu cuenta.